La victoria en la vida cristiana no viene de nuestras propias fuerzas o habilidades, sino que se encuentra en Cristo. En la Biblia, en 1 Corintios 15:57, leemos: “Pero gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo”.

Esta victoria en Cristo es la que nos da la fuerza para superar cualquier obstáculo o desafío que se nos presente en la vida. Ya sea en tiempos de prueba, tentación, o incluso en momentos de felicidad, sabemos que nuestra verdadera victoria viene de nuestro Salvador.

En Efesios 6:10, se nos anima a ser fuertes en el Señor y en su poderoso poder. Esto significa que nuestra fuerza y ​​nuestra victoria no provienen de nuestra propia fuerza humana, sino de la fuerza de Dios que mora en nosotros.

No importa cuáles sean las circunstancias, podemos estar seguros de que en Cristo tenemos la victoria. Él ya ha vencido al pecado y a la muerte en la cruz, y a través de su resurrección, nos da la esperanza de una victoria eterna junto a él.

Que podamos recordar siempre que, en Cristo, tenemos la victoria, y que podemos confiar en él para guiarnos y fortalecernos en todo momento. Como dice Filipenses 4:13, “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.

Recommended Posts

Sermones

Seguimos 2024

Apreciados Lectores y Colaboradores de Sermonesb.com, Es con un profundo sentido de reconocimiento y respeto que nos dirigimos a ustedes, nuestra estimada comunidad, para expresar nuestra sincera gratitud por su continuo apoyo y compromiso con nuestro proyecto en Sermonesb.com. Su participación activa, […]