La salvación por gracia es uno de los pilares fundamentales de la fe cristiana. Según la Biblia, en Efesios 2:8-9 se nos dice: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe”. Esta enseñanza nos muestra que la salvación es un regalo de Dios, no es algo que podamos ganar a través de nuestras acciones o méritos.

La gracia de Dios es un amor inmerecido y un favor inmerecido que nos ofrece la oportunidad de ser perdonados y reconciliados con Él. Aunque somos pecadores y no merecemos su perdón, Dios nos amó tanto que envió a su hijo Jesús para morir por nuestros pecados y así abrirnos las puertas a la salvación.

Es importante entender que la salvación por gracia no es una licencia para pecar, sino que es un llamado a vivir una vida santa y en obediencia a Dios. En Tito 2:11-12 se nos recuerda: “Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente”.

En resumen, la salvación por gracia es un regalo inmerecido que Dios nos ofrece a través de su amor y misericordia. Es un recordatorio constante de que nuestra salvación no depende de nuestras obras, sino de la gracia de Dios y su infinito amor por nosotros.

Recommended Posts

Sermones

Seguimos 2024

Apreciados Lectores y Colaboradores de Sermonesb.com, Es con un profundo sentido de reconocimiento y respeto que nos dirigimos a ustedes, nuestra estimada comunidad, para expresar nuestra sincera gratitud por su continuo apoyo y compromiso con nuestro proyecto en Sermonesb.com. Su participación activa, […]