¿Quién es Dios? ¿Y Cómo es Él?, Ningún ser creado por Dios posee la capacidad intelectual para conocer y comprender a Dios en su esencia y atributos totalmente, y mucho menos podrá dar una declaración exhaustiva y satisfactoria y definitiva de todo lo que Dios es. Sin embargo, la Biblia enseña que: Dios es un Espíritu, Infinito, eterno e inmutable, en su ser, en sabiduría, en poder, en santidad, en justicia, en bondad y verdad.

1. DIOS ES ESPÍRITU.

Dios es Espíritu, y los que lo adoran, en espíritu y en verdad es necesario que lo  Adoren. (Juan 4: 24) 

Dios es espíritu no es materia por ello ninguna de las leyes que afectan la materialo afectan a Él. No está sujeto al tiempo, ni al espacio. Dios es espíritu, no es humano, su conciencia, pensamiento y voluntad está por encima de la naturaleza humana.

Dios es espíritu, único, moral consciente de sí mismo, y de su perfecciones y atributos. Y ser que busca la comunión con el ser humano, busca adoradores, porque en la adoración la parte más elevada y pura del hombre; el espíritu humano armoniza con el Espíritu de Dios.

2. DIOS ES UN SER INFINITO.

Para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando, puedan hallarlo, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros, porque en él vivimos, nos movemos y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: “Porque linaje suyo somos”. (Hechos 17: 28-29)

Cuando se dice que Dios es infinito en cuanto a su ser, lo que se significa es que no se puede asignarle limitación alguna a su esencia. Dios es infinito se da por establecido que ya no puede incrementarse más pues ya es. Es por ello evidente su omnipresencia, omnipotencia y omnisciencia Dios es infinito en sus perfecciones y atributos.

Y el uno al otro daba voces diciendo: «¡Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos! ¡Toda la tierra está llena de su gloria!». (Isaías 6:3)» Pero ¿es verdad que Dios habitará sobre la tierra? Si los cielos, y los cielos de los cielos, no te puedencontener; ¿cuánto menos esta Casa que yo he edificado? (1 Reyes 8: 27)


¿A dónde me iré de tu espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiera a los
cielos, allí estás tú; y si en el Seol hiciera mi estrado, allí tú estás. Si tomara las alas del alba y habitará en el extremo del mar, aun allí me guiará tu mano y me asirá tu diestra. Si dijera: «Ciertamente las tinieblas me encubrirán», aun la noche resplandecerá alrededor de mí. (Salmos 139: 7-11)

3. DIOS ES UN SER ETERNO.

«Antes que naciesen los montes y formases la tierra y el mundo, desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios» (Sal 90: 2).

Así como Él está libre de las limitaciones del espacio, de la misma manera está exaltado sobre todas las limitaciones del tiempo. Así como Él no está más en un lugar que en otro, así no existe más durante un período de duración que en otro. Para Él no hay distinción entre el presente, el pasado y el futuro; todas las cosas están igualmente y siempre presentes para Él. Por la duración es un eterno ahora.

Ésta es la postura popular y la de las Escrituras acerca de la eternidad de Dios. Él es «el Alto y Sublime, el que habita la eternidad» (Os 57: 15). (Salmos 102: 25- 27; Isaías 44: 6; Salmos 90: 4; 2 Pedro 3:8) Él es «el mismo ayer, y hoy, y por los siglos» (hebreos 13: 8). Dios es «el que es [que siempre es] y que era y que ha de
venir» (Apocalipsis 1: 4).

Lo que se enseña en éste y similares pasajes es, primero, que Dios es sin principio de años ni, fin de días. Él es, y siempre ha sido, y siempre será; y, segundo, que para El no hay ni pasado ni futuro; que el pasado y el futuro son siempre e igualmente presentes para Él.
 

4. DIOS ES UN SER INMUTABLE.


Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza ni sombra de variación (Santiago 1:17).

Dios está exaltado sobre todas las causas de e incluso sobre la posibilidad de cambio. El infinito espacio y la infinita duración no pueden cambiar. Tienen que ser siempre lo que son. Así es Dios absolutamente inmutable en su esencia y atributos.

Él no puede ni aumentar ni decrecer. No está sujeto a ningún proceso de desenvolvimiento, ni evolución del YO.Su conocimiento y poder nunca pueden ser ni mayores ni menores. Nunca puede ser más sabio ni más santo, ni más justo ni más misericordioso de lo que siempre ha sido y siempre ha de ser. Y no es menos inmutable en sus planes y propósitos: Infinito en sabiduría, no puede haber error en su concepción de los mismos; Infinito en poder, no puede haber fallo en el cumplimiento de los mismos. (Números 23: 19; Sal 33: 11; Isaías 46: 9, 10)

5. DIOS ES UNA PERSONA.

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna. (Juan 3: 16) El Dios de la Biblia es una persona. ÉL habló con Adán. Él se reveló a Noé. Él concertó pacto con Abraham. ÉL conversó con Moisés, como amigo, cara a cara.


En todas partes emplea los pronombres personales. Él dice: «Mi nombre es “Yo Soy”». Yo soy el Señor tu Dios. Yo soy misericordioso y lleno de gracia. Invócame y yo te responderé. Como un padre se compadece de sus hijos, así el Señor se compadece de los que le temen. Oh Tú, que escuchas la oración, a Ti acudirá toda
carne. (Génesis 2: 15-16; 6: 13; Éxodo 33: 11; Salmos 65: 2; 103: 13; Jeremías 33,3)

En todas partes, el Dios de la Biblia es ve, oye y ama. Y estas no son verdades reguladoras, sino verdades reales. Dios no se burla de nosotros cuando se nos presenta, así como un Ser personal con quien podemos tener relación, y que está
presente en todo lugar, para ayudar y salvar.

Deiby Herrera

Recommended Posts

Sermones

Seguimos 2024

Apreciados Lectores y Colaboradores de Sermonesb.com, Es con un profundo sentido de reconocimiento y respeto que nos dirigimos a ustedes, nuestra estimada comunidad, para expresar nuestra sincera gratitud por su continuo apoyo y compromiso con nuestro proyecto en Sermonesb.com. Su participación activa, […]